Conoce cuánta inversión necesitas para tener tu piscina ideal

A pesar de que a casi todos nos gustaría tener una piscina en el jardín, dar el paso de hacerla requiere barajar todas las ventajas y desventajas que ello conlleva: ¿Es rentable? ¿La necesitas? ¿Quién se va a ocupar de ella? ¿Puedes permitirte ese gasto de tiempo y dinero? ¿Por dónde tienes que empezar?

Cuánto cuesta construir una piscina depende de diversos factores, tales como el tamaño de la infraestructura, los materiales de construcción, el estado previo del terreno, los accesos, el diseño del vaso, la preparación del entorno…También hay que tener en cuenta que esta clase de instalaciones se suelen construir a medida.

Conoce cuánta inversión necesitas para tener tu piscina ideal

A pesar de que a casi todos nos gustaría tener una piscina en el jardín, dar el paso de hacerla requiere barajar todas las ventajas y desventajas que ello conlleva: ¿Es rentable? ¿La necesitas? ¿Quién se va a ocupar de ella? ¿Puedes permitirte ese gasto de tiempo y dinero? ¿Por dónde tienes que empezar?

Cuánto cuesta construir una piscina depende de diversos factores, tales como el tamaño de la infraestructura, los materiales de construcción, el estado previo del terreno, los accesos, el diseño del vaso, la preparación del entorno…También hay que tener en cuenta que esta clase de instalaciones se suelen construir a medida.

Igualmente, en el presupuesto tienen su lugar las actuaciones que preceden a la edificación de la piscina, como puede ser la gestión de residuos, equipamiento adicional, sistemas relacionados con la seguridad y la salud, la licencia de obra (entre un 4% y un 6% del presupuesto) …

Todos estos condicionantes hacen muy complicado determinar un precio universal para un tipo de piscinas específico. No obstante, podemos estimar el precio medio de una piscina de obra privada en un rango entre los 10.000 y los 16.000 euros. A esta cuantía deberían sumarse el coste del mantenimiento (agua, electricidad, limpieza, desinfección, climatización…), que ronda los 1.000 euros anuales.

Pasos a seguir para construir una piscina

1. Reúne la información necesaria

Seleccionar la ubicación, tomar medidas, diseñar la infraestructura (material, forma, tipo de revestimiento…) y tener claro el presupuesto del que dispones para construir tu piscina. Si tienes dudas, te aconsejamos que contactes con un profesional que pueda hacerte recomendaciones sobre las opciones que más te convienen. En este punto, ¡no olvides la tramitación legal y la solicitud de licencias municipales!

2. Pasos previos a la construcción

Excavación y cimentación: antes de llevar a cabo la primera fase de la construcción, un profesional debe analizar el estado del terreno en el que se va a situar la piscina. Es muy importante que la superficie sea estable y firme.

3. Construcción de la piscina

Construcción del suelo y las paredes.

5. Coloca el revestimiento

Implantación del revestimiento.

6. Instalación de los equipos de mantenimiento

Instalación de equipos complementarios como los sistemas de filtración o climatización, entre otros.

7. Personaliza el entorno de la piscina

Mejora del entorno de la piscina a través del cubrimiento del terreno natural, la instalación de duchas, sala de máquinas…

NUESTRAS RECOMENDACIONES:

Sin embargo, existen alternativas más asequibles como las piscinas prefabricadas o desmontables.

Una piscina prefabricada es más económica (el precio puede llegar a ser un 30% menos que las piscinas de obra) y fácil de instalar una vez que tengas preparado el hueco donde va encajada, puesto que la infraestructura se hace en la fábrica y llega a su destino lista para ocupar el espacio dispuesto en la superficie. Tras su colocación se realizan el resto de las actuaciones, tales como la implantación del revestimiento o los sistemas de filtrado.

Estas piscinas prefabricadas pueden ser elevadas, es decir, que se colocan sobre el terreno. Aunque tienen ventajas como una instalación fácil y rápida o el abaratamiento de costes, este tipo de piscinas prefabricadas poseen una resistencia menor y ofrecen menos opciones de personalización, ya que las medidas están predeterminadas por el fabricante.

Por su parte, las piscinas desmontables son la opción más económica, aunque también la menos resistente. Están disponibles en distintos modelos entre los cuales varía tanto el tamaño como la calidad de la infraestructura. Estos dos atributos, junto al coste del material en el que está construida, determinan el coste total de la piscina desmontable. Dicho presupuesto puede incrementar si, además, el modelo elegido incluye la depuradora de la instalación.

A todo ello hay que sumar el llenado de la piscina, o lo que es lo mismo, la cantidad de agua que tendrás que utilizar para rellenar el vaso, cuyas dimensiones (el largo, el ancho y la profundidad) condicionan la capacidad de la piscina.

Otros artículos relacionados sobre cobertores de invierno para piscina