Portada Gresite para Piscinas

Reviste tu piscina: conoce los tipos de gresite que existen

Cuando por fin tienes en tu jardín la piscina que siempre has deseado y ya has pasado la fase más tediosa -la de su construcción o instalación-, significa que estás a solo un paso de empezar a disfrutarla. Cada decisión debes tomarla pensando en el resultado final, por lo que te queda elegir los últimos detalles para conseguir la piscina de tus sueños tal y como siempre la has imaginado. En este punto adquiere especial relevancia la estética del revestimiento, puesto que es la parte visible de la instalación. Existen muchos tipos, pero hay uno que destaca por los numerosos aspectos positivos que ofrece: el gresite.

El gresite, también conocido como venecita o mosaico veneciano, es un pequeño azulejo compuesto por un material vítreo sometido a temperaturas muy altas con el objetivo de conformar una pieza fuerte que no absorbe líquidos.

Se trata de uno de los productos que más se utiliza para revestir las paredes y el suelo de las piscinas, aunque también se usa para tapizar las zonas más húmedas de una vivienda o negocio como son el baño o la cocina.

Esta clase de revestimiento, ligeramente menos asequible que otros, se puede adquirir en diferentes colores, texturas y formas (cuadrada, circular, rectangular o hexagonal). Se puede adaptar a todo tipo de piscinas, por lo que debes tener en cuenta las medidas de la infraestructura y el estilo que buscas para acertar con tu elección.

Ventajas de aplicar gresite

Capacidad aislante

Es un material sólido y compacto que carece de porosidad, por lo que tiene la capacidad de aislar cualquier infraestructura o espacio forrados con él, independientemente de estar situado en interior o en exterior. Además, al no absorber el agua dificulta la aparición de posibles filtraciones.

Resistencia

Su dureza le hace resistente tanto a los posibles efectos provocados por el contacto con los productos químicos como a la humedad y los cambios bruscos de temperatura.

Versatilidad

El reducido tamaño de los azulejos que componen el gresite permite crear una gran variedad de diseños únicos.

Durabilidad

La firmeza del material evita que sufra daños con frecuencia y retrasa su deterioro, garantizando así una larga vida útil.

Mantenimiento

La conservación del gresite es sencilla, ya que basta con limpiarlo una vez cada pocos meses. No obstante, te aconsejamos que no lo hagas con agua a presión para evitar que los azulejos se caigan.

Fácil colocación

Este tipo de revestimiento se instala en las paredes o en el suelo empleando un material de pegado.

Gresite
Capacidad aislante

Es un material sólido y compacto que carece de porosidad, por lo que tiene la capacidad de aislar cualquier infraestructura o espacio forrados con él, independientemente de estar situado en interior o en exterior. Además, al no absorber el agua dificulta la aparición de posibles filtraciones.

Resistencia

Su dureza le hace resistente tanto a los posibles efectos provocados por el contacto con los productos químicos como a la humedad y los cambios bruscos de temperatura.

Versatilidad

El reducido tamaño de los azulejos que componen el gresite permite crear una gran variedad de diseños únicos.

Durabilidad

La firmeza del material evita que sufra daños con frecuencia y retrasa su deterioro, garantizando así una larga vida útil.

Mantenimiento

La conservación del gresite es sencilla, ya que basta con limpiarlo una vez cada pocos meses. No obstante, te aconsejamos que no lo hagas con agua a presión para evitar que los azulejos se caigan.

Fácil colocación

Este tipo de revestimiento se instala en las paredes o en el suelo empleando un material de pegado.

Gresite

Tipos de gresite para piscinas según su forma de instalación

  • Gresite en malla: consta de un conjunto de hilos entre el azulejo y el material de pegado. Es el formato más común
  • Gresite de papel: cuenta con un papel adherido a los azulejos, el cual se retira 24 horas después. Requiere la limpieza del revestimiento una vez completada su instalación. Es el modelo más económico.
  • Gresite punto de silicona: la silicona es el material de unión de los azulejos con la estructura, así como entre cada azulejo.

NUESTRAS RECOMENDACIONES PARA PROTEGER SU PISCINA:

Texturas y acabados posibles en cada tipo de gresite para piscinas

  • Liso: facilita la tarea de limpieza pero es muy resbaladizo, por lo que te recomendamos que no lo apliques en el suelo de una ducha.
  • Nacarado: ofrece un brillo metalizado.
  • Niebla: contiene pequeñas motas.
  • Luminiscente: su apariencia es normal durante las horas diurnas. Sin embargo, retiene luz y energía durante el día para emitirla por la noche. Permite el ahorro de iluminación artificial en horario nocturno.
  • Antideslizante: garantiza la seguridad evitando resbalones y caídas accidentales. Es ideal si los usuarios de la piscina son niños o personas mayores.

Gresite para piscinas

La cantidad de características y detalles que pueden variar entre unos tipos de gresite para piscinas y otros es muy amplia. Seleccionar cada uno de estos pormenores no solo influirá en la estética final de la piscina, sino que también repercutirá en cuestiones más funcionales como filtraciones de agua, desprendimientos de los azulejos, caídas accidentales o el ahorro en luminosidad, entre otras.

Otros artículos relacionados al mantenimiento de piscina