Recuperar el estado del agua de la piscina

¿Alteración en el estado del agua de tu piscina?: Te damos las claves para revertirlo

La alteración de uno de los parámetros del agua, la climatología desfavorable o un incremento de bañistas en un momento determinado son algunos de los factores que requieren una posterior recuperación del agua de la piscina. Más allá de la causa de este problema, es fundamental tomar consciencia de lo importante que es conocer el estado del agua, sobre todo antes de utilizar la instalación. Medir sus valores te ayudará a saber cómo aclarar el agua de la piscina y cuándo puedes volver a bañarte en ella, por lo que debes controlar los parámetros de una piscina siempre que apliques algún producto o tratamiento químico.

Los cepillos y aspiradores manuales sirven para comenzar a recuperar el agua verde de piscina, ya que ayudan a desprender la suciedad adherida al revestimiento. Este paso es fundamental, puesto que si saneas el agua pero no limpias el interior del vaso, el agua volverá a ensuciarse en apenas unas horas y tu esfuerzo no tendrá ningún resultado.

Después, podrás recoger la vegetación, insectos y el resto de los residuos que permanezcan flotando en el agua con un recogehojas. Sin embargo, en algunas ocasiones se trata de partículas con un tamaño tan reducido que ni siquiera un recogehojas es capaz de recolectar.

Por eso, el proceso sobre cómo recuperar el agua verde de la piscina también incluye el uso de los químicos adecuados, tales como el alguicida, que te permite acabar con las algas y otros microorganismos que están presentes en la piscina y que muchas veces son los causantes del color verde del agua. Por su parte, el floculante se encarga de aglutinar las diminutas partículas suspendidas en el agua para formar con ellas una masa o flóculo que más tarde se depositará por sí misma en el fondo de la piscina.

Para la completa recuperación del agua de una piscina es imprescindible el empleo de un robot limpiafondos, cuya misión es eliminar la suciedad que se encuentra tanto en el agua como en el revestimiento del vaso. Este dispositivo se encarga de recoger los desechos contaminantes que quedan en la piscina después de realizar las labores previas de limpieza.

Recuperar el agua de la piscina después del invierno

Tras el periodo invernal, el método más eficaz para la recuperación del agua de la piscina es suministrar un tratamiento de choque. Este procedimiento de acción rápida se basa en el vertido de una dosis de cloro libre muy superior a la que se echa en la piscina durante la rutina de mantenimiento. La cantidad de cloro que tienes que emplear está determinada por el fabricante y debe aplicarse en función del volumen de la piscina.

Otros artículos relacionados sobre el mantenimiento para piscina