Llega la temporada de verano y hay que preparar la piscina para que esté lista durante los tan ansiados meses de sol.

Es importante llevar a cabo este proceso cuanto antes y no dejarlo para última hora, con el fin de disfrutar cuanto antes y no andar con prisas innecesarias que te puedan entorpecer el baño.

Pero, ¿cómo llevar a cabo este proceso? En Vestatex te contamos los pasos a seguir para facilitarte la tarea y que puedas tener la piscina perfecta esta temporada. 

Pasos a seguir...

1. Comprueba las paredes y el fondo.

Presta atención a que estén en buen estado; ni ásperas, ni resbaladizas o con presencia de algas. En el caso de que tengas que repararla, es mejor no hacerlo justo cuando todos están ya con los bañadores puestos, ¿no?

Si has vaciado tu piscina durante el invierno, estas se han podido ver dañadas, ya que pierden la presión ejercida por el agua. Si por el contrario has mantenido el agua, es fundamental garantizar que estén libres de cualquier tipo de suciedad que hayan podido acumular durante los meses de invierno.

2. Verifica el estado de todos los elementos sumergidos.

Ya sean rejillas, las escaleras de la piscina, etc. Estos pueden tener hongos o algas en su superficie. Comprobar el estado de todos los accesorios que se encuentren dentro de la piscina es primordial antes de proceder a cualquier tipo de desinfección, además podrás detectar cualquier tipo de desperfecto cuanto antes y garantizar si funcionan correctamente o no.

3. Echa un vistazo a la depuradora.

Las partes mecánicas de la piscina son esenciales para un correcto uso, hay que revisar correctamente el filtro, la bomba, el skimmer…, pues son estos los que se encargan de mantener el agua en buenas condiciones y tienen que ser revisados periódicamente.

No olvides que la depuradora es el elemento principal de la piscina, así que asegurar su correcto funcionamiento para poder disfrutar de un buen baño.

4. Mide el nivel de pH.

Una vez empieza la temporada de baños, hay que realizar análisis rutinarios para estar seguros de que el nivel de químicos en el agua sea el adecuado.

El pH debe estar siempre entre 7’4 y 7’6. Si el nivel se encuentra fuera de este rango, pueden surgir diversos problemas de salud, como la irritación de la piel. Si el nivel de pH se encuentra por debajo de este valor, se añadirá un elevador de pH. Si se encuentra por encima, un reductor.

Para medir este valor puedes optar por un kit medidor de pH que te informe del rango en el que se encuentra el agua de la piscina.

5. Desinfecta el agua.

Se aplicará cloro rápido para acabar con las bacterias y todos los microorganismos perjudiciales para la salud. Se dosificará en el agua según las instrucciones del fabricante. Pasadas unas horas, se analizará de nuevo el nivel de pH y cloro libre. El nivel de cloro tiene que estar entre 0’5 mg/l y 1’5 mg/l.

También se puede optar por un equipo de cloración salina que, de forma automática, genera cloro libre a partir de la sal disuelta en el agua mediante un proceso denominado electrolisis.

6. Utiliza flucolante.

Uno de los productos químicos fundamentales para conservar el agua de la piscina en buen estado es el flucolante. Este se encarga de mantener el agua cristalina y de eliminar su turbidez, recogiendo todas las partículas perjudiciales y juntándolas para luego ser expulsadas de la piscina.

Este producto es recomendado para los tratamientos de choque y la puesta en marcha de la piscina.

Manta térmica para piscina

No solo los químicos son esenciales para el mantenimiento de la piscina, sino que tener una lona que la proteja de los posibles agentes externos como ramas, hojas, polvo y/o cualquier otro tipo de suciedad, es esencial para disfrutar de un buen chapuzón con los amigos.

Las mantas térmicas Vestatex te garantizan la higiene adecuada durante la época veraniega, evitando cualquier tipo de suciedad al ser cubierta la piscina con esta lona. Además calienta el agua y mantiene la temperatura constante, evitando también su evaporación.

Eso sí, ten en cuenta que estas mantas no son resistentes y no aguantan peso de una persona. En el caso de que quieras una lona capaz de resistir el peso, ya sea de una persona, como de un animal, etc, puedes optar por un cobertor de seguridad.

Cobertor de seguridad para piscina

Evitan caídas accidentales al agua y son recomendables para familias con niños, ancianos o mascotas. Asimismo, ayudan a mantener el agua limpia y mantienen la temperatura del agua constante. ¿Quieres saber más acerca de los cobertores de seguridad? ¡Te lo explicamos en este blog!

Recuerda que el mantenimiento de la piscina se tiene que llevar a cabo periódicamente, no sirve solo con prepararla para el inicio de la temporada de baño, sino que durante la misma también se tienen que revisar mínimo dos veces por semana para asegurar que los niveles del agua estén dentro del rango adecuado. Ten en cuenta que el sudor, la saliva, las sustancias que segrega nuestro cuerpo, así como los productos que nos echamos, provocan un desnivel químico del agua.

Este portal web únicamente utiliza cookies propias con finalidad ténica, no recaba ni cede datos de carácter personal de los usuarios sin su conocimiento.

Sin embargo, contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas a nosotros que usted podrá decidir si acepta o no cuando acceda a ellos.