Filtro Rubi QP
Filtro Rubi QP

Filtro Rubi QP

185,00 €
Impuestos incluidos

Filtro Rubí QP adecuado para piscinas de pequeñas y medianas dimensiones.

Filtro Para piscina disponible en distintas medidas: Ø300, Ø400, Ø500 y Ø600

Inyectado en Polipropileno.

Manómetro, purga de aire.

Tapa superior transparente y cierre de tuerca.

Tapones de vaciado (arena/agua)

Equipados con 8 crepinas y válvula lateral de 6 vías 1½”.

Filtro Rubi QP

185,00 €
 

LOS FILTROS DE ARENA PARA PISCINA

El filtro para piscina Rubi QP es adecuado medianas y pequeñas piscinas.
Fabricado en un termoplástico ABS resistente a la corrosión que aumentara útil del filtro.
Los filtros de piscina son de importancia clave en el proceso de filtración, por lo que es muy importante que se seleccionen y se usen correctamente. La gran mayoría de los filtros, tanto para uso en piscinas privadas como públicas, están diseñados para trabajar con depósitos de arena o arena y grava, los llamados. de varias capas. Consisten principalmente en 2 capas de arena y grava de granulación diferente, dispuestas sucesivamente desde el fondo de acuerdo con la granulación decreciente.

Válvula 6 posiciones

  • Filtro – para filtrar el agua
  • Lavado a contracorriente – para limpiar los medios filtrantes.
  • Enjuague – para enjuagar el sistema de filtro
  • Residuos: para pasar el lecho filtrante a los residuos.
  • Cerrado- para cerrar todo el flujo al filtro.
  • Recirculación – para pasar el lecho filtrante a la piscina

¿Cómo funciona un filtro de piscina de arena?

  • El lecho de arena en la parte superior del filtro es bombeado por agua.
  • una parte con forma especial de la tubería de suministro de agua dispersa la corriente para que el agua cubra toda la superficie del lecho filtrante
  • el agua fluye a una velocidad de 30 a 50 m / s
  • Durante el flujo, el agua se filtra de las impurezas físicas, más grandes que los espacios vacíos entre las partículas de arena.

Después de algún tiempo, el depósito de arena se atasca, la presión en el filtro aumenta (debido al aumento de la resistencia a la descarga de agua) y la eficiencia de la filtración disminuye (el número de lugares potenciales que atrapan las impurezas disminuye). Por lo tanto, para el correcto funcionamiento del filtro, es necesario enjuagarlo. En la forma más simple, consiste en invertir el flujo de agua en el filtro, que libera impurezas del espacio entre los granos. Esto es posible porque los granos individuales, debido al flujo de agua, se alejan unos de otros, expanden los espacios vacíos y, por lo tanto, liberan contaminantes. Además, debido a la colisión de granos de arena y su frotamiento mutuo, las partículas más pequeñas adsorbidas en los granos se liberan parcialmente.

El filtro Rubí QP es imprescindible para realizar un correcto mantenimiento de su piscina a un precio asequible.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información