Las mantas térmicas AcuaBubble ayudan a calentar y mantener la temperatura del agua de la piscina, así como a prevenir la evaporación del agua y los productos químicos, contribuyendo en el ahorro dinero.

Hay muchas formas de calentar tu piscina, pero las mantas térmicas son la forma más eficaz de aprovechar la energía solar.

Instalación de una manta térmica AcuaBubble

1. Las burbujas en contacto con el agua

Las mantas térmicas cuentan con un lado liso y otro con burbujas reforzadas. Estas burbujas sirven para aislar la temperatura que llega a la lona a través de los rayos UV del sol. Por ello, para que las burbujas transfieran dicho calor al agua, es fundamental que estén en contacto con el agua.

2. Mejor con enrollador

Con el fin de evitar roces con la piedra de coronación o con el suelo es aconsejable hacerse con un enrollador para manta térmica. Este te facilitará la tarea de desplegar y poner la lona solar de manera sencilla, rápida y efectiva.

3. Evita su deterioro

Cuando realices un tratamiento de choque o cuando los niveles químicos de la piscina están en un notable desajuste, evita poner el cobertor solar, ya que acortaría su tiempo de vida útil y degradaría el material notablemente.

La lona solar para piscina debe instalarse siempre y cuando los niveles químicos del agua estén dentro de su rango adecuado. El pH bajo, la alcalinidad y la alta concentración de calcio y magnesio pueden estropear el material de la cubierta.

También te puede interesar...

Este portal web únicamente utiliza cookies propias con finalidad ténica, no recaba ni cede datos de carácter personal de los usuarios sin su conocimiento.

Sin embargo, contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas a nosotros que usted podrá decidir si acepta o no cuando acceda a ellos.