limpieza de piscinas

La limpieza de piscinas es importante para mantenerla en buen estado y poder disfrutar de esta plenamente durante la época de verano.

Las piscinas son consideradas espacios fundamentales para la diversión y relax en la época de verano en nuestros hogares, sin embargo para que la diversión esté asegurada es necesario hacer los mantenimientos adecuados.

Para que una piscina esté en buen estado existen diversos procesos que debemos realizar y así asegurar una efectiva limpieza de piscinas, para mantener el agua los más pura posible y garantizar que es apta para la salud de quienes la usan.

¿Por qué necesita hacer limpieza de piscina?

La lluvia primaveral, unida al viento, ensucia y enturbia el agua de la piscina, llenándola de piedrecitas, hojas secas y tierra. En su superficie se crea una capa de polvo y suciedad que perjudica seriamente la calidad del agua y desequilibra los niveles químicos. Todo lo cual favorece que proliferen las algas y se formen líquenes y moho volviendo la pared resbaladiza.

En artículos anteriores se ha recomendado el uso de cobertores de piscina para evitar esta situación, ya que es la mejor forma de proteger la piscina de las alteraciones producidas por las condiciones meteorológicas. Pero si no se ha tapado previamente la piscina, se deben tomar algunas medidas dirigidas a corregir dichas alteraciones para poder seguir disfrutando de ella.

¿Qué incluye un kit de limpieza para piscinas?

Es importante destacar que la limpieza de piscinas, no se limita sólo a elementos automáticos que filtren hojas o toxinas, sino también al tratamiento químico que se debe dar al agua para que sea saludable por los usuarios.

Hay una serie de aspectos a tomar en consideración:

  • Antes de poner a funcionar la piscina: Comprobar si durante el invierno se ha producido alguna rotura: grietas, azulejos desprendidos. Para su reparación, el revestimiento más recomendado es el LINER, que permitirá reparar las fugas y añadir un toque de estilo a la piscina.
  • Controlar el PH de la piscina cada dos días como mucho: Debe estar entre 7,2% y 7,6%. La piel y las mucosas de quienes la usan lo agradecerán infinitamente, evitarás escozor, caída del cabello e irritación de ojos. Si llueve, duplicar la dosis de cloro.
  • Si el agua se pone verde, tienes algas: Aplicar un tratamiento de choque con cloro líquido y regula el nivel de PH con un incrementador, hasta que vuelva al entorno del 7,5%. Durante unos días, aumenta las dosis de alguicida y de cloro.
  • Sistemas de cloración salina (Clorador salino): Las tecnologías de tratamiento de agua se están incorporando progresivamente tanto en el uso de piscinas privadas como públicas. Existen dos opciones Serie Tecno y Serie Tecno PH, cuya elección dependerá entre otros de las dimensiones de la piscina.
  • También se puede hacer uso de robots de limpieza: Para que el mantenimiento de la piscina no se convierta en una tarea ardua. Son robots que se mueven por la parte inferior y/o las paredes de la piscina de forma autónoma, absorbiendo de forma automática las partículas de suciedad que encuentra en su camino.
  • El uso de un cobertor que cubra la piscina disminuye la pérdida de agua por evaporación: Protege contra la suciedad y mantiene la temperatura del agua. Del mismo modo se pude instalar un depósito que almacene el agua de la lluvia para poder aprovecharla.

Problemas y soluciones en el mantenimiento de piscinas

A continuación te mostramos una tabla que te ayudará a detectar los problemas y las posibles soluciones que podemos tener en nuestras piscinas:

DIAGNOSTICOCAUSASOLUCIÓN
Agua verde Algas
  • Regula el pH entre 7,2 y 8 con incrementador o reductor de pH
  • Tratamiento de choque con cloro líquido
  • 8 horas después de realizado el tratamiento de choque, cepilla las paredes y el fondo
  • Pon la válvula del filtro en “VACIADO” y succiona las algas muertas con el limpiafondos mandando el agua al desague
  • Pon la válvula del filtro en posición de “LAVADO” para que lave la arena
  • Aumenta la dosis diaria de cloro y alguicida
El agua está turbia y blanquecina
  • pH superior a 8
  • Agua dura
  • Mala filtración
  • Compruebe el funcionamiento del filtro
  • Sitúa el pH entre 7,2 y 8 con un producto reductor de pH
  • Mantén el cloro entre 1 y 1,5 ppm
  • Por la noche, con el filtro detenido, agrega floculante
  • A la mañana siguiente, todas las partículas se habrán depositado en el fondo
  • Pon la válvula del filtro en “VACIADO” y pasa el limpiafondos
  • Filtra varias horas y haz un LAVADO de arena
  • Si el agua tiene un alto nivel de dureza, añada algún producto Antical
Agua coloreada
  • Presencia de sales originadas por una bajada en el nivel de pH del agua
  • Sales de cobre = azul/verde
  • Sales de hierro y de manganeso= marrón
  • Ajusta el pH entre 7,2 y 8 con un producto incrementador o reductor de pH
  • Efectúa un tratamiento de choque con cloro líquido
  • Por la noche, con el agua en reposo, agrega un decantador y déjalo actuar hasta la mañana siguiente
  • Con el filtro en posición “VACIADO” pasa el limpiafondos para retirar las partículas que se habrán depositado en el fondo, vertiendo toda la suciedad por el desagüe
  • Ajusta nuevamente el pH entre 7,2 – 8
Se irritan los ojos y/o la piel y el agua desprende un desagradable olor a cloro Presencia de cloraminas y bajo nivel de cloro libre
  • Ajusta el pH entre 7,2 y 8 con un producto incrementador o reductor de pH
  • Realiza un tratamiento de choque o usa un producto clorado
  • Mantén el nivel de cloro entre 1 y 1,5 p.p.m
  • Pasa el limpiafondos y filtra agua durante 1 día
El agua irrita los ojos, blanquea los tejidos y los cabellos pero NO desprende mal olor Exceso de cloro libre Disminuya la dosis diaria de cloro, hasta alcanzar un nivel entre 1 y 1,5 p.p.m
El agua tiene espuma
  • Concentración excesiva de alguicida
  • Desperdicios orgánicos en el agua: crema, sudor, etc
  • Evacúa parte del agua por el desagüe (según sea necesario) y rellena con agua nueva
  • Con el equipo de filtración en posición “RECIRCULACIÓN” efectúa ttmnto. de choque
  • Ajusta el pH entre 7,2 y 8 y el nivel de cloro libre entre 1 y 1,5 partes por millón (p.p.m.)
  • Utiliza un producto alguicida sin espuma

Para terminar, cabe destacar la importancia de controlar la higiene de la piscina y comprobar que el agua tiene la calidad adecuada para el baño. Unido a lo anterior en caso de tener niños, se aconseja colocar un cobertor de seguridad o cubierta de lamas o instalar una valla de seguridad en el perímetro de la piscina para evitar caídas.

Comentarios (0)

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información