El principal componente de la piscina es el agua y, por ello, hay que hacer un cuidadoso mantenimiento para que se mantenga en buenas condiciones. De esta forma el baño será, además de divertido, saludable.

El mantenimiento del agua y los demás elementos de la piscina son fundamentales para que todo funcione de forma adecuada y no supongan un peligro para los bañistas. 

En Vestatex te contamos los aspectos más importantes a la hora de hacer el mantenimiento del agua de la piscina.

Mantenimiento diario de la piscina

Se trata del mantenimiento más sencillo que hay en el cuidado de la piscina. Consiste en una limpieza de la superficie del agua utilizando un recogedor con malla para retirar residuos vegetales o insectos.

Además, es imprescindible verificar el funcionamiento del filtro de la piscina. Este aparato debe funcionar un tiempo mínimo de dos horas al día.

En cuanto al control de pH, es aconsejable hacerlo a diario para regular la acidez del agua y mantenerla en condiciones óptimas en todo momento.

Mantenimiento semanal de la piscina

Si has hecho un control diario de los niveles del pH y del cloro tu piscina está lista para hacer el mantenimiento semanal. Con este mantenimiento evitarás que aparezcan algas en las paredes y en el fondo.

Para ello, la limpieza del fondo y de las paredes del vaso es esencial. Esta limpieza se puede hacer con un cepillo con cerdas de nylon que desprendan las impurezas de las paredes. Es decir, con un cepillado de toda la vida no valdría.

Una vez realizada esta primera limpieza, verás todo lo que se ha desprendido de las paredes... ¡No te preocupes! Es hora de utilizar un aspirador o un robot de piscina que recoja todas estas impurezas que han quedado en el fondo del vaso. De esta forma mantendrás el agua completamente limpia.

Además, hay diferentes robots de piscina que hacen el trabajo mucho más sencillo.

Mantenimiento anual de la piscina

Hay dos mantenimientos que hay que hacer cada año: el de invernaje y el de puesta a punto.

Para el invernaje se debe hacer una limpieza a fondo de la piscina, aplicar un tratamiento de invernaje e instalar un cobertor de invierno o un cobertor de seguridad para proteger y mantener el agua en buenas condiciones. Además, según la cubierta que elijas, puedes evitar accidentes en la piscina con personas y mascotas hasta la siguiente temporada.

Asimismo, hay que lavar y recoger los elementos que no se usen, como la manta térmica, la escalera y demás accesorios.

Por su parte, para la puesta a punto (es decir, preparar la piscina para la nueva temporada de baño) es necesario revisar la acidez del agua y su estado general, aplicar un tratamiento de choque para eliminar los microorganismos y algas que se hayan podido formar durante el invierno y hacer una limpieza profunda del vaso y los componentes de la piscina. Puedes ver más información de la puesta a punto de la piscina en nuestro blog.

Desinfección de la piscina

De los diferentes mantenimientos que hemos visto de la piscina, el de la desinfección es el más importante. En este proceso el objetivo es mantener la calidad del agua para que no sea perjudicial para la salud humana. Este tratamiento evita la proliferación de microorganismos que pueden afectar la salud de las personas.

La desinfección se encarga de eliminar los microorganismos patogénicos del agua, es decir, aquellos que puedan desencadenar enfermedades en las personas.

Para la desinfección del agua de la piscina se deben realizar tres pasos básicos:

  1. Cloración. Básicamente consiste en un tratamiento de cloro entre 0,5 y 1,5mg/l manteniendo el pH entre 7,2 y 7,6. Te recordamos que el pH se debe medir diariamente para mantener una acidez correcta del agua. Ten en cuenta que existen alternativas de desinfección diferentes al uso de cloro, aunque esta es la forma más extendida de desinfectar la piscina.
  2. Mantener limpio el vaso de la piscina. Además de tratar el agua es necesario hacer un mantenimiento regular al vaso de la piscina para evitar el crecimiento de algas en las paredes o fondo de la misma. Esto se puede hacer de forma manual o con un robot limpiafondos que recorra toda la piscina.
  3. Limpiar el filtro y los elementos de los skimer. El skimer es el encargado de hacer el primer filtro del agua recogiendo los elementos de mayor tamaño que flotan en el agua y almacenándolos en unos cestos que hay que limpiar regularmente. Además, es necesario lavar el filtro regularmente para mayor rendimiento.

Por otra parte, es importante tener en cuenta a la hora de hacer la cloración y desinfección del agua que los compuestos químicos que se usen no deben ser dañinos ni producir efectos secundarios y, además, deben ser agentes activos de bajas concentraciones, fáciles de medir e identificar y seguros de manipular.

Para la regulación del pH existen sistemas automatizados de medición y regulación de pH para piscinas. Un nivel inadecuado de pH surtirá un efecto negativo en el proceso de desinfección con cloro. También es necesario aplicar otros tratamientos periódicamente para mantener la calidad del agua.

¡Y no nos olvidemos del antialgas! Este tratamiento ayuda a evitar la proliferación de algas en el agua causada por la luz solar y las altas temperaturas.

Los floculantes, por su parte, ayudan a aclarar el agua eliminando restos de partículas y ayuda también a eliminar aceites y espuma para que el agua sea más trasparente.

También hay que utilizar un antical, un tratamiento que ayuda a combatir los efectos negativos de la cal en los diferentes elementos de la piscina. El antical o descalcificador ayuda a mantener los niveles adecuados de cal del agua.

Para tratar los hongos hay que utilizar fungicidas, el tratamiento antihongos por excelencia que debe llevar si o sí tu piscina para evitar su proliferación y las consecuencias que puede tener para la salud de los bañistas.

Y si todo esto te parece mucho... ¡Estas de suerte! Existen tratamientos multiacción que ya contienen lo necesario para cumplir con todas las funciones y así evitar el tener que aplicar un producto independiente para cada aspecto.

¡Ahora sí que sí! Ya está todo preparado para disfrutar de la piscina sin descuidar su mantenimiento anual, semanal y diario. Además, alargarás la vida de tus accesorios y ahorrarás dinero. ¿Qué mas se puede pedir?

Este portal web únicamente utiliza cookies propias con finalidad ténica, no recaba ni cede datos de carácter personal de los usuarios sin su conocimiento.

Sin embargo, contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas a nosotros que usted podrá decidir si acepta o no cuando acceda a ellos.