Cuidar de tu cubierta de lamas para piscina es una tarea que, aunque requiere poco esfuerzo, hay que hacerlo un par de veces al año.

La cubierta de lamas es una inversión que además de proteger la piscina y a las personas que disfrutan de esta, le da un valor añadido a la vivienda.

Para que esta solución alargue su vida útil es necesario hacerle el manteamiento adecuado, vigilar cada uno de sus elementos y seguir las instrucciones del fabricante.

Mantenimiento cubierta de lamas para piscina

La cubierta de lamas para piscina está compuesta por diferentes elementos a los que hay que hacer mantenimiento cada tanto.

Por una parte, está la cubierta como tal, hay que limpiar y revisar las lamas, mantenerla libre de basura, hojas, tierra, arena, etc.

Es importante mantener la cubierta desenrollada sobre el agua de la piscina, incluso cuando está fuera de uso en invierno, en caso de que haya mucha vegetación se debe usar una cubierta de red.

Por otra parte, es recomendable accionar la cubierta, abrir y cerrar, por lo menos una vez cada mes, salvo que haya nieve o congelamiento del agua, para que los mecanismos se mantengan en buen estado.

En caso de nevadas fuertes debes prestar atención de que el peso de esta no llegue a dañar la persiana.

Además, recuerda hacer el tratamiento de invierno al agua para ayudar a mantenerla en buenas condiciones y evitar que se formen algas que puedan manchar la cubierta.

Cómo limpiar una cubierta de lamas para piscina

Se debe realizar una limpieza de la cubierta por lo menos 2 veces al año, una en primavera cuando se prepara la piscina para la temporada de baño y la otra al final de esta.

Para limpiar la cubierta debes realizar los siguientes pasos:

  1. Retirar los residuos, hojas y sedimentos que se puedan haber acumulado sobre las lamas. Puedes usar una escoba o aspiradora.
  2. Las hojas pueden haber generado manchas en las lamas. Frota las lamas con una esponja en las zonas que sea necesario para remover las manchas, si hace falta usa detergente no abrasivo.
  3. Realiza una limpieza profunda de entre las lamas, procurando lavar bien las juntas en donde suele acumularse el sarro. Con el tiempo la acumulación de sarro o caliza puede deteriorar la cubierta.
  4. Finalmente, lava a presión con ayuda de una máquina, sin sobrepasar de los 80 bar para no causar daños a la cubierta, y así terminar de eliminar por completo todo tipo de suciedad o residuos que se hayan acumulado en la cubierta.
  5. Deja la cubierta desenrollada para que se seque.
  6. Los soportes y columnas también deben limpiarse, lávalos con una esponja suave para no rayar la superficie, si tienes cajón también debes hacerle limpieza siguiendo los mismos pasos.

Comprar cubierta de lamas para piscina

En Vestatex puedes comprar tu cubierta de lamas para piscina, contamos con diferentes modelos de alta calidad que se adaptarán con facilidad tus necesidades. Contáctanos y te hacemos un presupuesto.

Por otra parte, es recomendable accionar la cubierta, abrir y cerrar, por lo menos una vez cada mes, salvo que haya nieve o congelamiento del agua, para que los mecanismos se mantengan en buen estado.

En caso de nevadas fuertes debes prestar atención de que el peso de esta no llegue a dañar la persiana.

Además, recuerda hacer el tratamiento de invierno al agua para ayudar a mantenerla en buenas condiciones y evitar que se formen algas que puedan manchar la cubierta.

Este portal web únicamente utiliza cookies propias con finalidad ténica, no recaba ni cede datos de carácter personal de los usuarios sin su conocimiento.

Sin embargo, contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas a nosotros que usted podrá decidir si acepta o no cuando acceda a ellos.