Para qué sirve el filtro de la piscina

El filtro, junto a la bomba, son las partes más importantes de la depuradora de una piscina. El agua de la piscina entra por la parte inferior del filtro y vuelve a la piscina por la superior, quedando todas las partículas atrapadas en el lecho filtrante.

El filtro tiene dos componentes vitales: el manómetro que nos indica cuando es el momento realizar un lavado y la válvula selectora, que es la encargada de decirle al filtro la operación que vamos a realizar (limpieza, enjuague, recirculación, vaciado…).

¿Cuándo hay que lavar el filtro?

Cuando el manómetro se acerque a la zona roja es el momento de proceder al lavado del filtro. Nunca hay que dejar que entre en la zona roja.

Lavado del filtro

  • Una vez parada la depuradora, se abren las llaves del sumidero y skimmers, mientras que la del limpiafondos permanece cerrada y la de la válvula selectora la ponemos en posición de lavado.
  • Se enciende la depuradora durante 2 minutos aproximadamente. En este proceso la bomba se encarga de coger agua de la piscina por el sumidero.
  • En la parte superior del filtro hay un visor por el que se ve pasar el agua turbia. Cuando sea transparente es el momento en el que la operación de lavado ha terminado.

Enjuague

  • Siempre después del lavado hay que proceder al enjuague, por lo que se para la depuradora y manteniendo las llaves de aspiración en la posición que estaban, la válvula selectora se pone en posición de enjuague.
  • Con esta operación se elimina la posible suciedad que haya podido quedar en la parte inferior del filtro, expulsando el agua al desagüe.
  • La tarea suele durar unos 15 segundos. Pasados esos minutos se para la depuradora y se pone la válvula selectora en posición de filtrado.

Por último...

Después de esto hay que enjuagar la arena o vidrio del filtro, ya que toda la suciedad del agua se ha quedado atrapada en él.

Con la bomba de la depuradora parada se mantienen las llaves del se pasa la válvula selectora de la posición de lavado a la posición de enjuague.

Ahora el agua entra al filtro por la parte superior y baja limpiando el lecho filtrante, saliendo por la parte inferior para ir directamente al desagüe.

Esta operación es más corta que la anterior, en unos 15 segundos estará completa. Una vez transcurridos se detiene la depuradora y se pone la válvula selectora en posición normal de filtrado.

Con estos dos pasos se ha conseguido limpiar eficazmente el filtro de la depuradora y queda listo para mantener el agua de nuestra piscina en correcto estado.

También te puede interesar...

Este portal web únicamente utiliza cookies propias con finalidad ténica, no recaba ni cede datos de carácter personal de los usuarios sin su conocimiento.

Sin embargo, contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas a nosotros que usted podrá decidir si acepta o no cuando acceda a ellos.