El verano llega a su fin y con ello la tarea de tener que guardar de nuevo nuestra piscina. Pero, ¿cómo llevar a cabo esta tarea? Al tener tantos materiales puede ser un lío saber por dónde empezar.

Tienes que tener en cuenta las instrucciones del fabricante, así como las seguiste para su montaje, hay que llevar a cabo el mismo proceso para su desmontaje. No obstante, en Vestatex te aconsejamos los siguientes pasos.

Aprovecha el agua de la piscina

Se invierte una cantidad de agua para poder disfrutar de una piscina, y tirarla cada vez que termina la temporada de baño no hace ningún bien ni al planeta, ni al bolsillo.

Es recomendable estar entre 2 a 3 semanas sin verter cloro ni ningún otro producto químico para piscina. De esta manera podrás aprovechar el agua y darle diferentes usos: regar las plantas, lavar el coche, etc.

Limpia, seca y repara

Para asegurar un correcto almacenaje de cada elemento de la piscina hay que lavar con agua y jabón cada pieza para quitar todo resto de químico y suciedad que puedan llegar a dañar o deteriorar dicho material.

Cuando esté completamente limpio, se debe secar correctamente antes de proceder a guardarlo.

Hay que prestar una especial atención al liner de la piscina, ya que se trata de la parte que más puede sufrir pequeñas roturas.

Asimismo, los accesorios para piscina también son igual de importantes. Revisar que todos estén correctamente limpios y secos con el fin de mantener su calidad para la próxima temporada.

Gomas Tensoras para Cobertores

accesGomasTensorasPack
Packs de gomas tensoras. Poliéster de alta resistencia. Regulables. Sirven para todo tipo de cubiertas para piscina. Importante: medidas de la goma estirada (50cm), doblada (25cm) y en máxima tensión (28cm).
2,10 €

Guarda la piscina en el lugar adecuado

Es recomendable guardar la piscina y todos sus accesorios en la caja original de la compra y asegurarse de colocar con cuidado todos los elementos de la piscina para que no sufran ningún daño.

La caja debe quedar bien cerrada para proteger la piscina de polvo, humedad u otro tipo de agentes perjudiciales para ella.

Es recomendable realizar la tarea con otra persona para agilizar el proceso sin complicaciones ni daños.

Deja el patio o jardín como estaba

Has estado un par de meses con la piscina instalada. En el caso de tener un suelo de cemento o baldosas, este puede encontrarse húmedo y con signos de moho. Existen diferentes productos para trabajar este problema y eliminar cualquier signo de deterioro.

En el caso de que hayas instalado la piscina en el césped, lo más probable es que se haya secado y generado calvas. Hay que eliminar la hierba reseca y añadir abono para regenerar la tierra y que crezca un nuevo césped.

También te puede interesar...

Este portal web únicamente utiliza cookies propias con finalidad ténica, no recaba ni cede datos de carácter personal de los usuarios sin su conocimiento.

Sin embargo, contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas a nosotros que usted podrá decidir si acepta o no cuando acceda a ellos.