Cobertor de Invierno

¿Qué es un cobertor de invierno?

Proteger la piscina en invierno es imprescindible para evitar posibles daños en la infraestructura, así como un tono verdoso en el agua. Además de la multitud de aspectos positivos que tiene el uso de un cobertor, la sensación de limpieza y la estética de tu jardín permanecerá intacta, por lo que establecerás una zona agradable al aire libre en el entorno de tu vivienda.

Las lonas que se utilizan para cubrir la piscina desde el fin de una temporada de baño hasta la siguiente se denominan cobertores de invierno y tienen una funcionalidad concreta aunque proporcionen diversos beneficios. Su confección en poliéster de baja densidad revestido con PVC, así como los tratamientos antifúngicos y anti-rayos ultravioleta, hacen que la lona proporcione una gran resistencia ante la climatología adversa de la época invernal, lo cual ralentiza su deterioro.

Tipos de cobertor para invierno

  • Acuacober-I ESSENTIAL: es una lona de 580 gr/m² con un tratamiento anti-rayos UV, sistema de drenaje mediante agujeros y 3 años de garantía.
  • Acuacober-I SPECIAL: lona con 630 gr/m² sometida a tratamientos anti rayos UV y anti hongos, sistema de drenaje mediante agujeros y una garantía de 4 años. Es la mejor opción en cuanto a la relación calidad-precio.
  • Acuacober-I PREMIUM: esta lona de 650 gr/m² con tratamiento antifúngico y anti-rayos UV tiene un sistema de drenaje mediante agujeros y ofrece una garantía de 5 años.
  • Acuacober-I FLY: modelo Premium en forma de rectángulo sin opción a cajeado. Ofrece la ventaja de entrega rápida.
  • Acuacober-I DREN+: lona recomendada para zonas con abundantes lluvias debido a su espesor de 650 gr/m² y el sistema de drenaje a través de una malla microperforada de 430 gr/m² a lo largo de la lona. Posee un tratamiento antifúngico y un barniz anti-rayos UV. La garantía es de 5 años.

Todas nuestras lonas para el invierno cuentan con un refuerzo perimetral, es decir, un dobladillo que fortalece todos sus bordes para evitar rasgaduras en sus puntos de anclaje. Esta característica alarga la vida útil del producto, que cuenta con entre tres y cinco años de garantía, pero puede llegar a durar muchos más años si se llevan a cabo las correspondientes pautas de mantenimiento y almacenaje.

Beneficios

La consecuencia de la suma de todas estas ventajas es la obtención de dos beneficios imprescindibles para los usuarios de piscinas: un considerable ahorro económico y una mayor durabilidad de la instalación, puesto que la piscina queda cubierta por completo protegiendo su infraestructura al instalarse la lona sobre el perímetro del vaso.

Fabricación a medida

La confección de la lona se hace a medida, de manera individual y personalizada para cada cliente. Por tanto, se adapta a la forma de tu piscina aunque sea irregular. En Vestatex añadimos 15cm perimetrales a las medidas que nos des para que la instalación de tu cobertor sea perfecta.

Conservación del agua

Al ser impermeable y poseer un sistema de drenaje, bien a través de agujeros o bien mediante una malla microperforada, aísla el agua para impedir la alteración de sus parámetros por la intervención de agentes externos y evita que algunos fenómenos climatológicos (lluvia, granizo, nieve…) se acumulen y rompan la lona.

Protección contra la suciedad

La cubierta evita la caída de hojas, ramas, insectos, polvo y otros residuos en el interior de la piscina.

Impide el paso del sol

En consecuencia a este hecho, el uso de una cubierta proporciona muchas otras ventajas, entre las que se encuentran la aparición de algas y otros microorganismos, así como evitar la evaporación o la congelación del agua.

Reduce el uso de sustancias químicas

Al verse el agua menos afectada por factores externos, para mantenerla en buen estado no es necesario aplicar tanta cantidad de productos químicos ni con tanta frecuencia.

Menos mantenimiento

La gran protección que ofrece la lona disminuye la asiduidad de los cuidados que requieren el agua y la instalación.

Los cobertores de invierno permiten mantener el agua de tu piscina en buenas condiciones, ya que es recomendable no vaciar la instalación durante todos los meses del periodo invernal en los que se encuentra fuera de uso. Esta acción no solo supondrá un gasto de agua y dinero superfluo, sino que te expones a que la propia infraestructura de la piscina sufra daños, cuya reparación será aún más costosa en todos los aspectos.

Otros artículos relacionados sobre cobertores de invierno para piscina