Los enrolladores para piscina son dispositivos que facilitan el manejo de cobertores o mantas térmicas para piscinas. Permiten enrollar y desenrollar la cubierta de manera sencilla, protegiendo el agua de suciedad, reduciendo evaporación y conservando la temperatura.

Los enrolladores para piscina son dispositivos diseñados para facilitar el manejo y almacenamiento de los cobertores o mantas térmicas que se utilizan para cubrir y proteger las piscinas. Estos cobertores o mantas son fundamentales para mantener el agua limpia, reducir la evaporación, conservar el calor y evitar la acumulación de suciedad y hojas en la piscina. Sin embargo, manipular y extender estas cubiertas puede ser un proceso incómodo y pesado sin la ayuda de un enrollador.

¿Cómo funcionan?

Los enrolladores de lonas para piscina consisten principalmente en dos elementos clave: un tubo de enrollamiento y un mecanismo de giro. El tubo de enrollamiento es el soporte donde se enrolla la cubierta, mientras que el mecanismo de giro permite desplazar la cubierta sobre la superficie de la piscina.

El sistema de enrollado es manual, es decir, el usuario debe girar una manivela o volante para recoger o extender la cubierta.

¿Para qué sirven?

1. Facilitan la manipulación: La principal función de los enrolladores para piscina es hacer más sencilla y cómoda la tarea de cubrir o descubrir la piscina con la manta térmica de piscina. Al contar con un mecanismo de enrollado, se reduce considerablemente el esfuerzo físico necesario para extender o recoger la cubierta.

2. Protegen y conservan el agua: el cobertor o manta térmica que se utiliza con el enrollador para piscina ayuda a mantener el agua de la piscina limpia y libre de hojas, insectos u otros desechos. Además, reduce la evaporación del agua, lo que implica un ahorro en la reposición del líquido y en el consumo de productos químicos para su tratamiento.

3. Conservan la temperatura: Las mantas térmicas tienen propiedades aislantes que ayudan a mantener la temperatura del agua. Esto es especialmente beneficioso en climas fríos o durante la noche, ya que evita la pérdida de calor y permite que la piscina esté lista para su uso en cualquier momento.

4. Prolongan la temporada de baño: Al conservar el calor del agua, los enrolladores de piscina extienden la temporada de baño. Incluso en lugares con climas más frescos, es posible disfrutar de la piscina por más tiempo gracias a la protección proporcionada por la cubierta.

5. Ahorro de energía y costos: Al reducir la evaporación y mantener la temperatura del agua, se reduce la necesidad de calentar la piscina, lo que se traduce en un ahorro de energía y en una disminución de los gastos asociados.

Los enrolladores para piscina son herramientas prácticas y útiles que facilitan el manejo de los cobertores o mantas térmicas, a la vez que contribuyen al mantenimiento y conservación del agua, el ahorro de energía y prolongan la temporada de baño. Si tienes una piscina y utilizas una manta o un cobertor para protegerla, considera la posibilidad de adquirir un enrollador para hacer de esta tarea una labor más cómoda y eficiente.

Otros artículos relacionados sobre mantenimiento de piscinas