Calentar el agua de una piscina sin electricidad puede parecer un desafío, pero existen soluciones ecosostenibles que te permitirán hacerlo sin gastar un solo euro en energía

Calentar el agua de una piscina puede resultar costoso debido al consumo eléctrico de las bombas de calor. Sin embargo, existen métodos ecosostenibles que te permitirán calentar el agua de tu piscina sin gastar electricidad. A continuación, detallaremos algunas soluciones que podrás aplicar:

Puedes instalar una piscina oscura, que consiste en revestir la piscina con colores oscuros, ya que estos colores absorben mejor los rayos del sol, ayudando a calentar la piscina. Esta opción además de permitir ahorrar dinero y da un aspecto elegante a la piscina

Puedes instalar una piscina oscura, que consiste en revestir la piscina con colores oscuros, ya que estos colores absorben mejor los rayos del sol, ayudando a calentar la piscina. Esta opción además de permitir ahorrar dinero y da un aspecto elegante a la piscina.

El EPS (Polistireno Expandido) es un material con propiedades aislantes. Según un estudio, el EPS retiene el calor de manera más eficiente que el hormigón, el acero, el ladrillo o la fibra de vidrio. Este tipo de bloques son de gran utilidad si lo que se quiere es conservar mejor el calor del agua de las piscinas.

Otra de las opciones, puede ser el construir un área natural alrededor de la piscina, lo que ayudará a reducir la exposición al viento y además de disminuir la pérdida de calor y la evaporación del agua.

Las mantas térmicas para piscina Vestatex, también denominadas cubiertas para piscinas o cubre piscinas, mantas solares o lonas, también son una buena opción, ya que te ayudarán a calentar el agua, a la vez que mantienen la temperatura durante la noche creada de forma natural y económica por el sol durante los meses de primavera y verano. 

Las lonas térmicas de piscina a medida consiguen un perfecto encaje para cubrir de una forma total la piscina gracias a la burbuja AcuaBubble. Las cubiertas térmicas de piscinas consiguen aumentar 10ºC la temperatura del agua, manteniéndola con una temperatura agradable, perfecta para el baño y evitando la evaporación del agua y fugas.

La ubicación de la piscina también es otro de los puntos clave en el ahorro de energía. Una piscina instalada en una zona soleada necesitará en entre un 50% y un 60% menos de energía en comparación con una ubicada en una zona de sombra.

Los paneles solares permiten que el agua de las piscinas circule a través de ellos, absorbiendo el calor del sol y aumentando su temperatura sin utilizar electricidad adicional.

Optar por filtros de mayor tamaño para la piscina, ya que estos tienen una mayor superficie a través de la cual el agua puede fluir. Esto significa que la bomba no tendrá que trabajar tan duro para mover la misma cantidad de agua. Además, un filtro más grande retendrá más suciedad, lo que reducirá la necesidad de contralavados frecuentes. Al reducir los contralavados, conservarás el agua de la piscina por más tiempo, evitando la adición de agua fría.

Estos métodos ecosostenibles te ayudarán a calentar el agua de tu piscina sin necesidad de utilizar electricidad. Además de ahorrar dinero, estarás contribuyendo al cuidado del medio ambiente al reducir tu consumo energético. ¡Disfruta de una piscina cálida y sostenible!

Otros artículos relacionados sobre mantas térmicas